Transcurría el año 2000 cuando una bomba accionada por ETA en la puerta de la empresa que estaba haciendo crecer puso fin a una vida rica en compromisos empresariales, sociales y culturales. Esta vida era la de JOXE MARI KORTA, quien a la sazón ostentaba el cargo de Presidente de los Empresarios guipuzcoanos (ADEGI) en unos años de conflictividad y confrontación extrema que ahora que podemos pensar en su remisión definitiva empezamos a valorar lo que supuso de carga para víctimas directas y para el conjunto social del País en el que nos ha tocado vivir.

Se creó la Fundación Joxe Mari Kortaren Bidetik (en el camino de Joxe Mari Korta) que según reza su acta fundacional se proponía divulgar valores e ideas que se correspondían con el personaje como “potenciar la honestidad, el esfuerzo personal, el diálogo constructivo, el humanismo solidario y comprometido y el amor al país”.

Dejó dicho en alguno de sus testimonios que por conseguir la paz merece la pena arriesgar e incluso equivocarse” pero no le dejaron continuar con sus aspiraciones.

Dicho sucintamente todo lo anterior, salto a lo que guarda relación directa con este “blog” y es la noticia de que dicha Fundación ha considerado que la trayectoria de GUREAK en todos estos años le hace acreedora a un reconocimiento público (PREMIOS JOSE MARI KORTA) en un acto anual que preside el Lehendakari Urkullu y en el que se distinguen además de la propuesta a nuestro favor de la Fundación Jose Mari Kortaren Bidetik a otros tres empresarios, uno por cada Territorio vasco a propuesta de sus respectivas asociaciones empresariales (ADEGI, SEA, CEBEK, que conforman CONFEBASC)

Es cierto que el reconocimiento se personaliza en mi persona y se otorga en mi nombre, pero no es menos cierto que los 40 años de dedicación profesional y crecimiento personal míos en el proyecto GUREAK hacen extensivo este Premio que nos llega en nuestro 40 aniversario a cuantos en todos estos años hemos arrimado el hombro para sacar adelante aquella utópica idea de los fundadores de buscar alternativas laborales para personas con discapacidad preferentemente las afectadas por limitaciones de tipo intelectual.

He tenido oportunidad de agradecer en el solemne acto de entrega del reconocimiento en la sede de Lehendakaritza (Presidencia) algo de tanto valor como “espaldarazo” público e institucional a lo que venimos haciendo, y confieso que desde la emoción del “premiado” he expresado que ligar el nombre de Joxe Mari Korta a la historia de GUREAK nos compromete aún más en nuestro compromiso empresarial y social al servicio de conciudadanos que sin discriminación positiva quedarían fuera de las oportunidades que necesitan y a las que tienen, cómo no, derecho, empezando por las que mayor dificultad tienen de partida.

He expresado asimismo que en una apuesta de País como está haciendo Euskadi de no perder posición en el desarrollo de su economía, que apunta a la Industria 4.0., la impresión 3D, la retención del talento y la apuesta por la innovación, debemos de seguir teniendo presente que los países más competitivos y mejor desarrollados de Europa son aquellos que cuidan su cohesión social, luchan contra el aumento de las desigualdades sociales y se esfuerzan en procesos inclusivos de todos sus miembros con especial atención a los que parten con alguna desventaja o presentan cuadros de mayor vulnerabilidad.

Bienvenido pues este nuevo e importante reconocimiento con este significado empresarial y social. ¿Compartimos reconocimiento y felicitación?