Y evidentemente a mejor. Dicho así parecería una declaración de buenas intenciones con las que se arranca cada nueva época, cada fecha de un nuevo tiempo en el calendario como los inicios de año, la vuelta de las vacaciones. Toda una apuesta por ser algo mejores en lo inmediato.

En la empresa también queremos cambiar. ¿No han oído hablar de la mejora continua, de las reflexiones estratégicas? ¿De la calidad total, de la búsqueda de la excelencia? Y en GUREAK también seguimos cambiando. Cambiamos nosotros porque no queda más remedio que adaptarnos a los tremendos cambios de nuestro entorno. Cambian las organizaciones porque también vamos cambiando las personas. Cambia nuestra manera de analizar los problemas, y se modifican los procesos de toma de decisión. Cambian por alternancia las personas que deciden, y el estilo de dirección y cultura organizativa no se pueden quedar anclados en el pasado sin abrirse a nuevos horizontes y búsqueda de alternativas de mayor participación y de inteligencia compartida.

Tras una larga etapa de dos décadas propiciando la diversificación de actividades en un formato que favorecía la actuación en el mercado con diversas marcas, logos y referencias, el tiempo (y supongo que también la crisis) nos está llevando a un claro repliegue y concentración de marcas, donde la diversificación de actividad seguirá siendo necesaria para el mantenimiento de elevadas cuotas de empleo y de oportunidades laborales, pero la manera de gestionarla e impulsarla se expresará con mayor claridad en su vinculación con la marca GUREAK, como el compendio de todas aquellas marcas que hemos venido lanzando (Gupost, Goroldi, Guregas, Galant, Gudat, Goiplastik…) y que albergan la dedicación y servicios a los que estamos vinculados día tras día más de cuatro mil personas. Las personas y clientes que más y mejor nos conocen siempre han visto que detrás de todas esas marcas estaban “los de Gureak”.

Desde el orgullo de serlo y de pertenecer a este “invento”, redescubrimos el valor de una nueva “G” envolvente y abierta, con una renovación no sólo estética sino que representa el nuevo formato organizativo donde los actores serán:

GUREAK INDUSTRIAL, como única referencia en el mercado de una oferta multitecnológica que suma las especialidades ahora existentes y que históricamente han sido el origen de nuestra capacidad de dar trabajo incluso a personas con capacidades laborales muy limitadas.

GUREAK SERVICIOS, división multiservicios que concentrará la proliferación de distintas marcas dirigidas al sector terciario y que supone cerca del 50 % de todo nuestro volumen de actividad.

GUREAK MARKETING que prolongará la presencia en el mercado de todas nuestras iniciativas empresariales en el campo de la publicidad directa, marketing promocional, venta on line, distribución postal y paquetería, y otras actividades auxiliares ligadas al sector.

Y GUREAK ITINERARY, concepto y referencia que dará amparo organizativo a todo el itinerario de capacitación, formación, e innovación para el acceso al mercado de trabajo abierto y normalizado de cuantas personas seamos capaces de promocionar desde ese esfuerzo que ya se viene haciendo de potenciación de capacidades y oportunidades.

No están los tiempos para cambios meramente estéticos. Este responde a nuestra manera de querer estar en el mundo, empezando por “nuestro (gure) mundo” más cercano próximo y local en un momento de dificultad y nuevos retos que nos pillan en puertas de poder celebrar el 40 aniversario siempre dedicados a “los nuestros” (no otra cosa significa gureak).

Y con esta actualización de imagen y de proyección a la sociedad de lo que queremos ser y proponer, podremos seguir diciendo que “el que está en Gureak está por algo”. Cada uno que lo entienda a su manera. ¿Tú como lo entiendes?