Hace ya cuatro años iniciamos esta sana costumbre, quizá pretenciosa según se mire, por la que en GUREAK nos erigimos cada dos años en “premiadores”, nos auto reconocemos con capacidad para resaltar y reconocer comportamientos de otros, atribuyéndonos ese “don” de discernimiento y valoración del grado de contribución a nuestros objetivos sociales y empresariales por parte de los agentes, empresas y personas que nos rodean.

Nuestra intención y objetivos que perseguimos con la gestión de estos premios bienales, no es otra que poner en valor la importancia de nuestros CLIENTES, por ser evidentemente ellos los que con su confianza en forma de pedidos y contratos de ejecución, sea en el área industrial o en el sector terciario, nos permiten abrir oportunidades de trabajo para personas con capacidades diversas en un número importante (mantenernos en una cifra por encima de las 4.000 personas ocupadas y/o empleadas es una buena prueba de ello).

Por eso uno de los cuatro premios que se otorgan lo presentamos como LANEAN (“trabajando”) y en la actual edición y por méritos propios recae el reconocimiento en Grupo Biharko por los contratos de servicios que nos confía y Pierburg Abadiano por el elevado volumen de productos de automoción que contrata con nosotros. Se suman así a REPSOL, ORKLI, VALEO Y FUNDACION MATIA que destacaron en ediciones anteriores.

Hay clientes que tienen una significación especial por mantener una vinculación sostenida a lo largo del tiempo y ese acompañar en nuestro crecimiento durante años lo expresamos con el premio LUZAROAN (”trayectoria”), correspondiendo a Irungo Udala (Ayto. de Irún) sumarse a los anteriormente premiados Donostiako Udala y KUTXA, todos ellos fieles compañeros de viaje durante varios lustros.

Reconocemos asimismo con la identificación de AURRERA (“avanzando”) iniciativas que por su carácter innovador se constituyen en motores de nuestra evolución por proponer cambios cualitativos, tanto por su repercusión en la mejora propia, como por la proyección a la sociedad de valores y experiencias que refuerzan la idea de la integración social como elemento constitutivo de nuestro quehacer. Y en esta edición GKN DRIVELINE destaca por la adaptación y mejora de sus procesos fabriles al servicio del objetivo de integrar en su cadena de valor a personas, “nuestras”, lo que refuerza las aportaciones reconocidas en ediciones anteriores a DANONE y la adopción de “cláusulas sociales” en concursos públicos de las Administraciones Públicas.

Por último, mención a un premio que lleva el nombre de una persona, Jose Luis Zaldua, que durante muchos años presidió nuestra organización tras la estela del que fuera Fundador Jose Antonio Zabala, y con su referencia buscamos reconocer y agradecer las aportaciones positivas más individuales y sin valor directo mercantil, que redundan en una mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad en Gipuzkoa.

La RED DE CENTROS DE SALUD MENTAL de Osakidetza en Gipuzkoa se ha hecho este año acreedora a este reconocimiento, por la cobertura técnica y profesional que aporta como Servicio Público, sin el cual en Gureak no habríamos de ninguna manera sido capaces de integrar laboralmente a cerca de 700 ciudadanos con diagnóstico de trastorno mental como lo venimos haciendo. Y junto con el proyecto HAR-EMAN gestado en el entorno de complicidades de Gureak Araba completan el elenco abierto por la empresa ORIBAY en 2009, y Juan Luis Urcola (consultor) y la campaña de Atzegi “ME ENCANTAN LOS LUNES” que les antecedieron.

Todo es una suma de elementos positivos y diferenciadores. Clientes nuevos que irrumpen con fuerza y son los que nos ayudan a mantener de manera dinámica actividad suficiente para todas las personas que formamos parte de Gureak. Instituciones y  clientes (también lo son los primeros) que vienen manteniendo durante años y años su vinculación a nuestros proyectos acompañándonos de manera fiel en nuestro crecimiento y expansión. Ideas innovadoras pero de las que pisan suelo y marcan caminos de mejora. Y cómo no, personas e ideas concretas que añaden su punto de valor a lo que hacemos y apuestan por nuestra capacidad renovada de dibujar un futuro esperanzador.

Clientes con buena posición en sus mercados + sostenibilidad en el tiempo + ideas nuevas e innovadoras + personas implicadas y comprometidas.

Ese es el mix que nos ha distinguido hasta ahora y nos ha traído hasta aquí, y esa será también la combinación de elementos necesaria para afrontar ese futuro incierto y lleno de nubarrones, y que nos exige a todos inteligencia, audacia, y compromiso en beneficio del bien común que es el espacio que GUREAK debe de apreciar como propio.