En euskera “udazkena”. Lo que viene tras el verano (uda), de forma que en sus primeros días sigue siendo cálido aunque progresivamente perdiendo horas de luz en clara invitación a intensificar la dedicación profesional y apurar etapas en la consecución de objetivos.

Unos que celebran este ir quemando etapas que forma parte de la vida misma son nuestros vecinos vizcaínos, primos hermanos, que hace 30 años lanzaron la hoy prestigiada marca LANTEGI BATUAK (para con posterioridad constituirse en Fundación) que persigue en su Territorio similares objetivos y estrategias que GUREAK en el nuestro. Vaya nuestra felicitación y reconocimiento desde este humilde blog.

Con el otoño nos adentramos en ese marchitar de hojas y su balbuceante y mecida por el viento caída de las mismas. Y una hoja que parece marchitarse la tenemos en la limítrofe Navarra donde una plataforma de centros especiales de empleo llamada ACEMNA tiende a su desaparición entre otros factores por la opción de los llamados a ser sus líderes naturales por otro tipo de escalas de representación y participación político-institucional. En la parte que nos toca como GUREAK en dicho Territorio, es de lamentar, no sin autocrítica, la renuncia a la búsqueda conjunta de resultados empresariales y de enriquecimiento mutuo entre organizaciones que evidencia este hecho.

Y al hacerlo me pregunto, ¿debemos de limitar a otros centros especiales de empleo nuestro campo de relaciones como venimos haciendo quizá por la costumbre? ¿No sería más positivo interrelacionarnos con otros agentes sociales y empresariales de otro perfil? ¿Deben de seguir pesando tanto los límites geográficos? ¿No es hora de buscar el dibujo del futuro alejados del mundo cautivo, en lo mental y financiero, de las subvenciones públicas y de la influencia política? ¿Esperaremos soluciones ajenas o nos pondremos a pensar de una vez por todas que la fortaleza propia, la autonomía creativa, organizativa y financiera, será la base de nuestro futuro? ¿Saldremos del cascarón endogámico, a buscar nuevos aliados, nuevos cómplices, nuevos escenarios para continuar impulsando nuestra ambición en la  búsqueda de oportunidades de trabajo para personas que lo tienen difícil y que cada día son y serán más?

Siempre será más fácil preguntar que contestar, y también se dice que una buena respuesta depende sobre todo de que se formule bien la pregunta por lo que nos tendremos que tomar un tiempo en preparar éstas.

Entretanto, repetiré un latiguillo habitual de nuestra dirección que defiende el “nosotros a lo nuestro”, que no es otra cosa que trabajar día a día construyendo nuestro futuro.

Y en ese preparar el futuro, y siguiendo con los territorios vecinos, un grupo de “notables” alaveses están impulsando el proyecto llamado “HAR-EMAN” que basado en una plataforma tecnológica y el trabajo de diseño y entrevistas aportado por la UPV pretende poner en valor las experiencias de integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual. Se ha hecho su primera e incipiente aparición pública en Bilbao con motivo del 25 aniversario esta vez de SARTU y lo digo desde la satisfacción  de que GUREAK ARABA haya acogido esta idea aportando su paraguas jurídico.

Y la vida sigue. Nosotros vamos camino de cumplir 40 años en el 2015. Cerraremos proyectos y nos sobrarán pabellones de alguna de nuestras empresas venidas a menos en la crisis. Intentamos activar otras ideas empresariales alternativas. Esta semana por poner un ejemplo se inaugura en Irún una vivienda residencia para “trabajadores” nuestros fruto de la colaboración y utilización conjunta de recursos entre GUREAK y ATZEGI. Esta es nuestra manera de seguir a lo nuestro, de construir el futuro.