“Los centros especiales de empleo  reciben ayudas o ventajas económicas de las instituciones públicas”

Saco a colación este comentario, no por sorprendente en sí mismo, sino porque advierto su presencia en una revista de comunicación de una organización al servicio de la inclusión de personas con discapacidad de las que considero dinámicas, eficientes, bien orientadas y con un historial de aportaciones positivas en su largo currículo.

Y me provoca pensar, ¿recibimos ayudas o resolvemos un problema social? ¿Nos ayudan, o contribuimos de manera resuelta a que los presupuestos públicos ejecuten parte de su programación mejorando la calidad de vida de personas en situación difícil y de desventaja manifiesta? ¿Nos ayudan, o les estamos ayudando a aplicar y gastar bien su dinero? Digo “su” no por conceder ningún derecho de propiedad porque no son otra cosa que gestores de “nuestro” dinero.  ¿O no?

La verdad es que esas ayudas que según el flujo […]